isadoraConocer el futuro de las personas puede estar a tu alcance gracias a las cartas del tarot. Y es que con esta forma de videncia, gracias al saber de carácter milenario que te proporciona un tarotista, podrás conocer el futuro de tu familia, de tus amigos o el tuyo propio. Mi historia es así: un día pude comprobar que tenía una sensibilidad especial.

Podía sentir cosas que iban a pasar, apenas unos segundos antes, pero que se llevaban a cabo. Al principio no le di importancia, pero después comencé a darme cuenta que lo que tenía era un don con el que podía hacer feliz a mucha gente, y ayudarme a mí mismo en la vida. Así, comencé a estudiar todas las artes mistéricas y de videncia que se pusieron a mi alcance. Leí textos de Hermes Trimegisto, del Abad Tritemius, me sumergí en la lectura de Philogenia y del Manuscrito Voynich, leí todo lo que llegó a mis manos de Marc-Pierre Dylan.

Y más tarde me decidí por el tarot como medio de comunicación para dar salida a mis artes. De esta forma memoricé a la perfección todos los arcanos mayores, su origen, su historia, el significado de cada uno de los símbolos que los adornan. Me di cuenta que las cartas cambiaban su significado dependiendo de cómo hubieran salido de las manos del tarotista, de su posición en el mazo.

Y más tarde me di cuenta también de que las cartas del tarot conversaban entre sí, se contaban secretos al oído, secretos que yo, después de mucho estudio, estaba capacitado para ver. Así que, de esa forma, me lancé a la videncia y me hice tarotista. Así, pensé, podría compartir mi don y el fruto de mis muchos años de estudios con mis semejantes.

No me lo pensé y ahora me muestro ante ti, esperanzado de que me creas y confíes en lo que yo puedo ofrecerte, en mi capacidad para desentrañarte las tinieblas del futuro en este mismo instante si así lo deseas.